Los participantes del Brandstorm 2015 de la República de Panamá, acompañados por Philippe Patsalides, Presidente Director de L'Oréal Centro America y Gabriela Monzón Calles, Directora Recursos Humanos L’Oréal Centroamérica.

El premio Marketing Internacional de L’Oréal fue lanzado en 1993 y cambio su nombre a L’Oréal Brandstorm en el periodo 2004-2005. Hoy en día en sus 23 años han participado más de 70.000 estudiantes de más de 360 universidades de más de 45 países desde su lanzamiento. La competencia ofrece una oportunidad única a los estudiantes de Marketing a dar rienda suelta a su creatividad y aplicar sus ideas innovadoras a una de las Marcas internacionales de L’Oréal.
 
Además Brandstorm se ha posicionado como una importante herramienta de reclutamiento y es así como entre 150 a 200 estudiantes son reclutados cada año sea para pasantías y/o empleos a tiempo completo.

EXPERIENCIAS DE LOS PARTICIPANTES:

 Ana Carolina Della Togna

                "Considero que es de carácter universal las emociones que cada persona presenta frente a un desafío. Brandstorm fue un desafío y terminó convirtiéndose en una de las mejores experiencias de mi vida. Siempre se comienza con la motivación irrefutable: ganar el premio que te presentan, piensas que haciendo esto y aquello no hay forma de que te alejen de ese premio, eliges las personas indicadas para llevar a cabo la misión, y te sientes invencible. El siguiente paso es sentarte alrededor de una mesa, a comenzar el trabajo, y es ahí donde la realidad llega con todo su glamour a decirte, “no, no es tan sencillo”.

              Sin embargo, si hay algo que aprendí en los meses Brandstorm es que todo sacrificio vale la pena, debo confesar que llegué a soñar innumerable veces con Paris, con productos cosméticos girando a mi alrededor e incluso con algunas de las ideas que dieron pie al proyecto. De repente, llega el primer filtro y todas aquellas emociones que al principio tenías como motivación ahora te nublan la mente con nerviosismo, hablar en un idioma no nativo, frente a personas que jamás habías conocido, juzgándote, porque quieren al mejor, pero ¿qué te queda de consuelo? Que vas a participar, ya de por sí hiciste algo fuera de lo común, ya estás dentro de la rueda. La vida está hecha de emociones, de momentos; y cuando finalmente llega el mensaje o la llamada de que pasaste a la siguiente etapa; en ese preciso momento no hay nada que te quite la sonrisa de la cara; pero por supuesto, inmediatamente piensas que el ciclo se repite.

                Y es así, el concurso es una serie de escalones cada uno más desafiante que el anterior, pero cada uno te lleva más alto. Dentro de mi experiencia, las relaciones que consigues con las personas de L’Oréal fueron el primer contacto con un mundo laboral tan internacional, y sin hablar de la experiencia una vez llegamos en París, se viven tantas cosas al mismo tiempo, pero lo que más me impacto es el nivel de competitividad. Ya no estás en la comodidad de tu patria, estas en suelo extranjero compitiendo con las máximas potencias mundiales y sabes que tienes chance de salir victorioso, porque confías en ti, en tu equipo y en tu idea. Y eso es lo que no tiene precio, ganes o pierdas, es un camino que marca y una vez de vuelta en Panamá, ya dentro de la empresa L’Oréal se impregna la esencia por la cual tus consejeros fueron en un punto tan insistentes o duros contigo; es su mundo y el mundo de ahora. Participando no pierdas nada, ganas mucho más de lo que puedes imaginar."

 Denisse Sanchez

"La vida después de Brandstorm:

                Sin pensarlo dos veces, el concurso Brandstorm de L’Oréal ha sido una de las mejores experiencias de mi vida. Apenas me enteré de que se realizaría el concurso, supe que tenía que dar lo mejor de mí para obtener el premio mayor: París. Tuve la dicha de armar un excelente equipo, en el cual los tres siempre tuvimos nuestro norte bien definido. Una vez en París, tuvimos la oportunidad de ver en acción a 46 países, reunidos en los Headquarters de L’Oréal en Clichy. Conocimos jóvenes con diferentes puntos de vista culturales y profesionales, así como también conocimos a ejecutivos de L’Oréal con consejos para el inicio de nuestra vida como profesionales. Fue una gran combinación de sentimientos, pero entre la emoción y los nervios, hicimos lo posible para dejar el nombre de Panamá y Centroamérica en alto.

                Cuando regresamos a Panamá, tuve un contacto inmediato del departamento de Recursos Humanos de L’Oréal Centroamérica, lo cual mostró interés genuino de parte del grupo en conocer nuestro feedback y expectativas post Brandstorm. Después de haber pasado por un proceso de entrevistas, logré iniciar como Pépinière en el Dpto. de Operaciones dentro del grupo. A un mes y medio de haber empezado aquí en L’Oréal, debo decir que estoy sumamente feliz de la cálida bienvenida que he recibido y la manera en la que están confiando en mi potencial y capacidad para enfrentar los retos que se ven día a día en el mundo L’Oréal. Espero que en el siguiente Brandstorm, muchos jóvenes de Centroamérica se sientan motivados a participar; es una experiencia que abrió mis horizontes a un nivel internacional y representó un gran impulso para lo que quiero llegar a ser como profesional."

BRANDSTORM DESDE SUS INICIOS

  • 70,000 participantes
  • 360 campus / universidades
  • 45 países