Lancôme presenta su nueva película de declaración para La Vie Est Belle: la felicidad es más real cuando se comparte.

LA FRAGANCIA DE LA FELICIDAD COMPARTIDA

Lanzada en 2012, La Vie Est Belle captura una feminidad plena y de espíritu libre. Julia Roberts encarna perfectamente esta fragancia de iris gourmand para mujeres que están adoptando su nueva visión de la felicidad. La Vie Est Belle ha sido una fragancia icónica desde el principio. En este momento es número 1 en Europa y la tercera fragancia más vendida del mundo.

En 2012, Julia Roberts nos invitó a ser felices liberándonos de las convenciones. En 2016 lideró el camino de la felicidad. Ahora, en la nueva película La Vie Est Belle de Bruno Aveillan, Julia Roberts nos alienta a compartir nuestra dicha y multiplicar sus efectos.

LA NUEVA PELÍCULA DE DECLARACIÓN

¿A quién harás feliz hoy? Un nuevo capítulo, una nueva definición de felicidad: el espíritu irresistible de esta nueva campaña está ahí para ser compartido, como una nueva filosofía de vida.

La película comienza con Julia Roberts en la explanada de Trocadero. Los invitados se ven elegantes, pero sus mentes están en otra parte. Parecen preocupados, incluso molestos. Julia Roberts se mueve entre ellos, sube a la escultura de agua y recibe salpicaduras. Sorprendida, ella se echa a reír, pero las personas a su alrededor no reaccionan, permaneciendo indiferentes. Entonces decide deslizarse sobre sus talones y jugar con el agua. Su sonrisa icónica, ese manifiesto de felicidad suprema, se extiende de manera infecciosa. Las ondas en el agua siguen sus movimientos, y las gotas de agua salpican como pequeñas gotas de dicha pura.

Con un simple gesto o una sonrisa, Julia Roberts llena de felicidad el espacio a su alrededor. Discretamente deslizando una rosa en la mano de un hombre discutiendo con su acompañante... Invitando a una mujer a pensar profundamente para unirse al grupo... Convenciendo a un hombre de negocios para que guarde su teléfono inteligente y viva el momento con su esposa... En estos momentos, Julia Roberts ayuda a transformar lo ordinario en extraordinario: la felicidad es aún más real cuando se comparte.

Julia Roberts emite una sensación de felicidad sincera que derretiría hasta el corazón más frío. Con este nuevo capítulo, Lancôme reafirma su conexión profunda y sincera con las mujeres, y la visión de la feminidad universal y libre que declara La Vie Est Belle de una manera tan encantadora.

La Vie Est Belle representa una elección. La elección de vivir la vida y llenarla de belleza. Es pura felicidad, capturada por Anne Flipo y Dominique Ropion, un equilibrio de rica simplicidad que mezcla la nobleza del iris con la profundidad del pachulí y la nostalgia de un acorde gourmand. La botella que lo sostiene se inspiró en la idea de Armand Petitjean, en 1949, de capturar la sonrisa de una mujer en una botella, como si estuviera esculpida en cristal.

 

DETRÁS DE CÁMARAS

Este capítulo fue filmado en los legendarios Universal Studios de Los Ángeles en una sesión de dos días que empleó 90 extras. En la silla del director se encontraba Bruno Aveillan, un artista visual francés ganador de varios galardones, conocido por la forma distintiva en que utiliza la luz para lograr sus impresionantes efectos. En cuanto a la banda sonora, las letras hipnóticas de Diamonds sonaron en la versión de Josef Salvat.

En este nuevo capítulo de La Vie Est Belle , el fotógrafo Alexi Lubomirski ha capturado perfectamente la sonrisa de Julia Roberts, irradiando felicidad contra un elegante telón de fondo de agua preciosa y la Torre Eiffel.

Genevieve Herr creó el impresionante look de maquillaje de Julia Roberts con Hypnôse Drama 01 Black, Teint Idole Ultra Wear 03 Beige Diaphane, Lip Liner 202 Nuit & Jour y L'Absolu Rouge 06 Rose Nu.