Tras el rotundo éxito de la pieza emblemática de Jean Bousquet a principios de la década de 1960, Cacharel fue una de las primeras casas de moda en introducir el concepto de prêt-à-porter como una línea alternativa a la alta costura. Cacharel, que siempre ha estado adelantada a su época, ha sido capaz de mantener su imagen fresca, joven y dinámica.

Desde su creación por Jean Bousquet a inicios de los años 1960, Cacharel es una de las primeras casas de moda en presentar el concepto de prêt-à-porter como una alternativa a la alta costura. Siempre adelantada a su época, Cacharel supo conservar su imagen fresca, juvenil y vanguardista.
Desde el lanzamiento de su primer perfume mítico, Anaïs Anaïs, la marca Cacharel ha estado presente en todas las etapas de la vida de las mujeres jóvenes. Desde la complicidad femenina de Anaïs Anaïs al ardor del amor a primera vista de Amor Amor; desde la pureza de Noa hasta la feminidad juguetona y chispeante de Catch Me... los perfumes de Cacharel encarnan emociones fuertes con pasión, audacia y poesía. Cacharel, la marca de la intimidad, ofrece a las mujeres jóvenes la expresión de sus emociones más profundas.
 
Anaïs Anaïs: este perfume es una leyenda de la perfumería. Una revolución en el momento de su creación en 1978, con sus aromas en torno a una flor de lirio tan inocente como misteriosa, un frasco de opalina blanca y sus impactantes anuncios, se convirtió en el símbolo del romance y la ternura. El primer perfume por excelencia.
 
Anaïs Anaïs Premier Délice: en 2013, Cacharel renueva su primer perfume al crear Anaïs Anaïs Premier Délice, un perfume exquisito, afrutado y chispeante, concebido en torno a un acorde de pera verde, transportado por un ramo de flores blancas y un fondo de cacao amargo. Travieso y sensual a la vez, encarna un nuevo romanticismo a la imagen de las chicas de hoy.
 
Amor Amor: el primer amor, apasionado, colorido, juvenil y exquisito. Su frasco es un corazón que late, una granada de la cual se tira para un explosivo amor a primera vista. Presentado en 2003, su fragancia floral y afrutada es una auténtica declaración de amor.
 
Amor Amor Mon Parfum du Soir: lanzado en 2015, es la firma de una feminidad liberada. Glamorosa sin ser provocativa; elegante pero con insolencia, la fragancia se pone en sintonía con la mujer que la lleva.