Icono de la moda y objeto de fascinación en los años 70, Paloma Picasso (hija del famoso pintor) se ha destacado rápidamente como diseñadora de joyas y accesorios de moda. Carismática, elegante y cosmopolita, su línea está hecha a su imagen. Invita a la mujer a autoafirmarse: audaz, sensual y sofisticada.

En 1984, junto con L'Oréal, Paloma Picasso creó su primer perfume "Paloma".
Paloma: este chipre floral y muy elegante toma la forma de un autorretrato olfativo. Expresa la dualidad de su personalidad, la fuerza del espíritu mediterráneo y la elegancia de un diseñador de lujo: “Solo una mujer puede saber cómo llevarlo”.
 
Minotaure: creado en 1992, es el primer perfume masculino de la diseñadora. Este fougère ambarino es una evocación moderna de los aromas mediterráneos, un perfume-retrato de un hombre que ella admira. Un hombre dotado de una naturaleza poderosa y auténtica, que observa el mundo con una mirada aguda.